Conjunción Júpiter-Saturno

El día 21 de diciembre del 2020 se produjo un fenómeno que no se producía desde hacía 800 años y ya no se volverá a repetir hasta el año 2080, un acercamiento entre los dos planetas más grandes del sistema solar, claro decir que es un acercamiento visual no físico ya que entre ellos distan más de 700 millones de kilómetros, pero de tal magnitud que se podían ver juntos a través de un telescopio.

Desde el observatorio de Korres, Mikel y yo quisimos hacer el intento y afortunadamente lo conseguimos. No era fácil ya que estaba bastante bajo en el horizonte, 15º grados de altura, y la turbulencia atmosférica a esa altura no es que ayude mucho.

Fotografía con C8 a f6.3

 

Fotografía con C8 a f10

En el 2080 espero que se vean un poco más alto en el cielo, ya lo tenemos todo preparado (je je).

Un saludo Txus García.

Ocultación de Venus

El viernes 19 hubo un acontecimiento curioso. La ocultación del planeta Venus por la Luna. Incluso por un telescopio la Luna era difícil de ver, debido a la cercanía del sol. Venus era muy evidente y mostraba una pronunciada fase. La verdad es que ha sido muy curioso poder ver dos “lunas” ocultándose en el cielo. Daba un poco la sensación de paisajes de ciencia ficción.

 

Saludos

Julio

Más Roseta

Hablando de Astrofotografía, sobre todo si estás comenzando, no siempre se tiene un buen día. Es lo que me pasó el viernes, 21 de febrero. La anterior sesión había sido un éxito, e iba dispuesto a repetir. La previsión era de nubes altas que desaparecerían, habia planeado el encuadre (Zona de Monoceros, con la nebulosa Rosetta y del cono en el campo) y salí pronto hacia el observatorio, donde pensé montar todo en el suelo de cemento, al lado del Observatorio Norte, listo para aprovechar todo el tiempo que estuviese a tiro el objetivo, mientras trabajábamos en el Observatorio.
Llego, monto y alineó a la polar, me costó un poco, pero parecía estar bien.

Primer problema: había montado el puntero láser sobre la cámara para buscar el objetivo fácilmente. Cuando lo enciendo para ello, no veo el haz. El frío hacia que no funcionase bien. Tuve que comenzar a ojo, pero finalmente el láser se calentó y pude apuntar con facilidad. Un par de disparos de prueba y tenía el encuadre.

Siguiente: el enfoque: Lo había dejado cerca apuntando a una farola, y tenía puestas ya las anillas. Me costó encontrar una estrella que pudiese ver en tiempo real, ya que la constelación de Monoceros,  y más en la zona de encuadre, no tiene estrellas brillantes. Por fin  encuentro una, algo desenfocada y la enfoco. Unas cuantas vueltas en los tornillos de las anillas, y la imagen no parece cambiar. Pero hago un disparo de prueba y… ¡¡ Desenfocadas !! Así que tendré que hacerlo así. Por 3 veces llego al punto y me paso. Por fin, media hora después, estaba razonablemente bien. No lo toco más.

Tanto tiempo y se estaba empañando el objetivo. Le pongo la cinta calefactora y lo seco.

Sólo quedaba ver que exposición empleo. Pruebo 60s y veo trazos de estrellas, con movimiento en dirección de declinación. Miro por el buscador de la polar, y estaba fuera de su círculo ¡ Se ha movido mientras estaba con lo demás!! He perdido la referencia de las horas en el buscador al girar la montura para buscar el objetivo, así que busco la alineación con Kochab, visible con el otro ojo. Tras dos pruebas consigo estrellas puntuales con 60s. Pruebo a 120s. Puntuales. 240s: pequeños trazos. Pues 120s. A ISO3200 tengo el máximo del fondo a 1/3 del histograma.

Tras casi 1h:30 ya lo tengo!! Programo las exposiciones y lo dejo funcionando. Aún podré exponer 3h hasta que esté demasiado bajo…

Para entonces ya había llegado Ruth, de hecho, llevaba observando media hora por su Dobson. Nos metimos a trabajar al observatorio Norte…

Unas 3 horas después Monoceros había bajado mucho y estaba cerca del monte. Momento de parar. Miré la última toma y apenas estaba dentro del encuadre parte del cúmulo del árbol de navidad.

Claramente había avanzado la montura en AR más de lo que debería ¿ Que había pasado? . Deje la cámara haciendo los dark, acabamos en el observatorio Norte y recogimos todo…

Al día siguiente me encuentro que el 75% de las tomas tenían trazos de estrellas. Sólo eran aprovechables el resto, menos de 1h de exposición total. Abro la montura y descubro el problema: el encoder tenía un diente roto y algún paso no detectaba (avanzaba 2).
A pesar de todo no fue una noche perdida. Se pudieron aprovechar 22 tomas, y el resultado es éste:

22x120s, ISO3200, 130mm, f/4,8. Equipo: montura Skywatcher Star Adventurer, Nikon D3300, con objetivo 55-200mm, f4,5-5,6.

¿ Mereció la pena?  En mi opinión, si. ¿ He aprendido? Seguramente más que si sale todo bien.

Sergio Fernández