PRIMERA FOTOGRAFÍA DE CIELO PROFUNDO EN REMOTO DESDE EL OBSERVATORIO DE IZKI: LA NEBULOSA DEL VELO O NGC6992

Con la instalación de la fibra óptica en Korres hemos empezado a hacer algunos trabajos en remoto con el observatorio astronómico, es decir, poder hacer funcionar todo a distancia desde nuestra casa en Gasteiz. Para estrenarnos, el pasado día 5 de julio pudimos tomar una fotografía de cielo profundo de uno de los objetos más espectaculares del cielo de verano, la Nebulosa del Velo (catalogada como NGC 6992). Para poder controlar todo el aparataje del observatorio sin estar allí in situ, disponemos de varias cámaras y diferente software que nos permite, entre otras cosas, saber si está despejado, el porcentaje de humedad en el ambiente, la velocidad del viento, así como todo lo relativo al telescopio, montura y cámaras:

En total fueron 27 fotografías de 5 minutos de exposición cada una y sus respectivos “darks” y “flats”. El resultado es el que veis a continuación:

 

La Nebulosa del Velo es una nube de gas caliente e ionizado. Se trata del remanente de una supernova en la constelación del Cisne, que explotó hace entre 5.000 y 8.000 años, y los restos se han expandido desde entonces hasta cubrir un área de aproximadamente 3×3 grados, cerca de 6 veces el diámetro de la luna llena. Se estima que se encuentra a una distancia de unos 1.470 años luz. Esta nebulosa fue descubierta el 5 de septiembre de 1784 por William Herschel. Con el procesado de nuestro compañero Mikel Martínez se pueden apreciar los detalles de la nebulosa y los filamentos que forman los gases que la componen. El aspecto de cara sonriente no es cosa nuestra, es que es así! ;D

 

A modo de curiosidad se puede comentar que esta nebulosa es fácilmente observable con telescopios modestos siempre que estén equipados con un buen filtro tipo OIII o UHC (ver crónica de observación: http://www.behatokizki.org/2019/02/pequeno-pero-maton-cronica-de-una-observacion-desde-izki/), aunque cabe destacar que en las últimas observaciones que he realizado pude llegar a vislumbrarla muy sutilmente con unos simples prismáticos 8×40 sin ningún tipo de filtro.

 

David Sedano

Marcar el Enlace permanente.